EURICAN PIRO (1 dosis)

ME010
Prospecto del medicamento
Información

Forma farmacéutica

Liofilizado y disolvente para suspensión inyectable (Liof.dis.susp.i.)

Composición por dosis:

Fracción liofilizado: Antígenos solubles inactivados y concentrados de Babesia canis para obtener un título de anticuerpos después de la vacunación mayor o igual a 1/60 en el 75% de los perros.

Fracción líquida: Solución acuosa con saponina a 0,5 mg/ml 1 ml.

Propiedades farmacológicas

La vacuna induce una inmunidad activa frente a la piroplasmosis canina, demostrado por la presencia de anticuerpos.

Interacciones e incompatibilidades

No mezclar con ninguna otra vacuna o producto inmunológico.

Indicaciones y especies de destino

Perros: Inmunización activa frente a la piroplasmosis canina producida por Babesia canis, para reducir los síntomas asociados a una infección por babesiosis.

• La duración de la inmunidad conferida por la pauta vacunal propuesta es de al menos 6 meses. Inicio de la inmunidad: 3 semanas después de la primovacunación.

Contraindicaciones

Ninguna

Efectos secundarios

• En algunos animales puede observarse una ligera hipertermia y un edema transitorio en el punto de inyección.

• Excepcionalmente, la vacunación puede poner de manifiesto un estado de hipersensibilidad. Instaurar entonces un tratamiento sintomático.

Vía de administración

Subcutánea.

Posología

Perros: 1 dosis de 1 ml, según la pauta de vacunación siguiente:

Primovacunación: Dos inyecciones con un intervalo de 3-4 semanas (mínimo 2 semanas, máximo 6 semanas) pudiendo aplicarse la primera inyección a partir de los 5 meses de edad.

Revacunaciones: Anuales o semestrales dependiendo del riesgo epidemiológico.

Precauciones especiales

  • Utilícese inmediatamente después de reconstitución con el diluyente Pirodog.
  • Vacunar animales en perfecto estado de salud y correctamente desparasitados.
  • Respetar las condiciones habituales de asepsia.
  • Utilizar para la inyección material estéril, desprovisto de cualquier traza de antiséptico.
  • Se recomienda no someter al perro a esfuerzos físicos importantes durante el periodo de instauración de la inmunidad.
  • La babesiosis clínica provoca un fenómeno de inmunodepresión específica que dura aproximadamente 6 semanas. Por lo tanto, la vacunación debe tener lugar como mínimo 8 semanas después de la enfermedad.
  • Se ha demostrado también que los piroplasmicidas son inmunotóxicos. Por lo tanto la vacunación no debe ir precedida de una inyección de piroplasmicida.
  • Puede sospecharse que los perros con antecedentes de piroplasmosis, son portadores crónicos de Babesia canis lo que hace que la vacunación sea menos eficaz.
  • La vacunación es tanto más eficaz cuanto más alejada se practica de los picos epidemiológicos y por tanto preferentemente de finales de junio a finales de agosto y de diciembre a enero.
  • Algunos estados patológicos (estafilococia cutánea, dermatosis crónicas, sujetos esplenectomizados, enfermedades autoinmunes) pueden hacer sospechar una inmunodeficiencia. En estos casos, la vacunación corre el riesgo de ser menos eficaz.

Tiempo de espera

  • No vacunar a las hembras durante la gestación o la lactancia.
  • En caso de autoinyección consulte con un médico inmediatamente y muéstrele el texto del envase o prospecto.

Modo de conservación

Consérvese entre 2 y 8 °C, protegida de la luz. No congelar.

Observaciones

• Uso veterinario.

• Dispensación con prescripción veterinaria.

Presentación Caja de 1 blíster de 1 vial de 1 dosis de liofilizado y jeringa de 1 ml de disolvente